lunes, 7 de febrero de 2011

Regreso

Estoy de vuelta, he regresado y en el camino he visto las caricias del despuntar de tu amanecer. He sido testigo del gélido rocío que lo cubría todo y como poco a poco luchabas por fundir. He sufrido la incesante lluvia sobre mi rostro durante horas que se me antojaron años. Del sol de tu hora sin sombra me empapé todo lo que pude pues poco a poco lo veía descender. Te diste a la melancolía y fui testigo de como el ocaso jugueteaba con tus sueños para dejar paso a las sombras y los demonios que trajeron las primeras horas de la noche.


Ahora es noche cerrada, llueve y no me importa, se que los demonios se han ido, y que las sombras que aun quedan, son solo eso, sombras.

Lo siento

Alma

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada